© 2012 Marvin Del Cid

La foto de perfil nos delata

Autorretrato titulado "Matrix Reengodado"

¿La primera impresión cuenta? aunque es un cliché no deja de ser verdad y aunque originalmente se acuñaba utilizar esta frase para hacer conciencia sobre la buena impresión que debía causarse la primera vez que un persona se conocía físicamente con otra. Independiente de las razones del encuentro, sigue siendo tan cierta y efectiva en estos tiempos de las “relaciones” virtuales.

Neurocientíficos de la Universidad de Nueva York y de la Universidad de Harvard en el 2009 identificaron los sistemas neuronales relacionados en la formación de la primera impresión acerca de otras personas; cuando conocemos a una persona, decidimos rápidamente si nos gusta o no (no precisamente en el sentido sexual). Esta decisión está basada en una codificación de la información social que recibimos para luego ser evaluada. Esto nos permite emitir un juicio de valor sobre la otra persona.

Los científicos analizaron con la tecnología fMRI, la actividad cerebral de un grupo de voluntarios mientras éstos hacían evaluaciones iniciales de individuos ficticios. De esta forma descubrieron una actividad importante en dos áreas cerebrales durante este proceso: la amígdala (estructura del lóbulo temporal relacionada con el aprendizaje emocional) y la corteza cingulada posterior (relacionada con la toma de decisiones económicas y la valoración personal de las recompensas).

Esto quiere decir que una buena foto de perfil y una descripción acertada sobre nosotros mismos, causará una buena primera impresión en los demás aunque posteriormente este juicio de valor pueda cambiar dependiendo del desarrollo de la interacción.

Conozco una persona, la cual conocí físicamente, que abrió una cuenta de twitter y la cantidad de seguidores que había logrado, pasados un par de meses, no sobrepasaba los sesenta a pesar de ser una “twittera” muy simpática y ocurrente. Un día noté que cambió su foto de perfil por una imagen muy provocativa, una foto de casi cuerpo entero con un bikini de dos piezas y automáticamente sus followers aumentaron drásticamente. ¿La razón por la cual lo hizo? no lo sé y ni me atrevo a preguntar, pero seguramente está feliz por su “popularidad” aunque no se si sus seguidores la siguen por su simpatía o por sus atributos físicos, estoy casi seguro que por la segunda.

Conozco de otro caso en progreso, donde la fantasía juega un papel importante. Un individuo ve en el perfil de otro en facebook, un contacto que le llamó la atención (si, todos ven los amigos de los amigos… así que no te sientas mal, no estás sol@), la foto es de una mujer rubia, bella, con atributos de modelo y decide agregarla como “amiga”. Pasados los días la mujer lo acepta y hacen contacto amistoso. El, divorciado, anda buscando un tiempo atrás rehacer su vida y encuentra una pequeña puerta abierta al ser aceptado por esta despampanante mujer. El tiempo ha pasado (meses), han hablado de matrimonio, hijos, viajes juntos… sin embargo jamas se han visto ni hablado por teléfono (ella dice que no le gusta hablar por teléfono) y todo apunta a una especie de potencial estafa, como le ha pasado a muchos, la cual es obvia para todos menos para nuestro fantasioso amigo.

Así como nosotros queremos vernos bien en nuestras fotos de perfil, por una razón u otra, y nos gusta hacer amistades con personas que se ven bien (según el gusto de cada quien), los maleantes cibernéticos aprovechan esta debilidad humana para tirar sus anzuelos con perfiles falsos donde la carnada perfecta es una foto espectacular de un ser humano fantástico que alimentaría la fantasía de cualquier mente débil o necesitada para luego sacar provecho, aunque la táctica tome meses. Si no, pregunten a la Doctora Amor ( Cecilia Alegría http://www.ladoctoraamor.com), como fue victima amorosa de una estafador nigeriano.

Como fotógrafo me gusta analizar el tipo de fotos que suben mis amigos o contactos en Twitter, Facebook, Flickr o Google+ y puedo identificar algunas tendencias e imaginarme por qué la puso así (En son de broma).:

1. Foto con móvil: espontaneidad o falta de una buena cámara
2. Retrato de estudio: egocentrismo,narcisismoo o amigo fotógrafo gratuito
3. Foto con pareja: no pierdas tu tiempo ya estoy comprometid@ o “me obligaron a hacerlo”
4. Foto de un hijo: realización personal o no encontré una foto mía que poner
5. Foto de una mascota: soltería absoluta con pocas posibilidades
6. Logos o campañas: No me auto considero relevante o un “#apoyoloquesea”
7. Foto de trabajo: estoy orgullos de lo que hago o me gusta aquerosear lo que haces
8. Foto social: invitame a lo que sea que me apunto o acuérdate de mi cuando haya bonche
9.Caricaturaa personal: que creativo soy o tengo miedo que me secuestren
10. Foto turística: Mirá a donde fui que posiblemente tu nunca vayas
11. Foto en situaciones divertidas: Supermegaestrovertido o que me importa lo que piensen de mi con tal que me veas.
12. Foto sugestiva en ángulos extraños e impersonales: Mírame pero no me veas o soy acomplejado
13. Fotomontages: Buscamention o desempleado
14. Foto en el baño frente al espejo con un móvil, boca apretada y dedos de “peace and love”, con la mano frente al pecho de medio lado: Carajita a la “moda” o la pose de la temporada.
15. Foto pícara: Sin comentarios

Con esto no digo que sea malo tener una foto impresionante como carta ante el ciber-mundo; esa primera impresión cuenta, además de que si estamos en buena forma o bien conservados queremos que nuestros amigos del colegio que reencontramos en el mundo virtual digan: est@ si está bien! pero enseñar un poco más de la cuenta o querernos ver como atrevidos o pícaros puede ser un arma de doble filo, más cuando no tenemos idea de a quien aceptamos en nuestros círculos virtuales o no tenemos bien ajustados los settings de privacidad. Al final esa foto habla más de lo que escribimos en nuestro perfil, esa foto es una carta de invitación para el que anda buscando una amistad o algo más, esa puede delatarte más por lo que quieres ser que por lo que realmente eres. Tómate una buena foto pero trata de que transmita lo que realmente quieres.

@mdelcid